Website Ribbon
Dirección de mail Pienso, luego escribo

Posts Tagged “cambio global”

Rob Dunbar es un buen ejemplo de que la educación trasciende el lugar y el momento, que se ha expandido y que ya no le pertenece sólo a la escuela, sino que puede estar en todo lugar y todo momento que desees (si tienes conexión a internet, claro). Él pronunció una conferencia en abril de 2010. Y ahora la puedes ver y seguir (incluso con subtítulos, aunque su inglés es razonablemente claro).

Fíjate tú… Antes, yo tendría que escuchar o leer la conferencia de Rob Dunbar, o escuchar o leer a alguien que la hubiera escuchado, y luego contártela a ti. ¿Por qué no saltarnos directamente todos esos pasos? Es que él es muy claro exponiendo a qué riesgos nos enfrentamos con el cambio climático en marcha. Y con una vertiente del mismo que está siendo muy poco atendida, comparada con otras: el CO2 atmosférico, además de quedarse en el aire, también se disuelve en el agua marina. Y eso hace que los océanos se vuelvan más y más ácidos.

¿Sabes lo que puede hacer el agua más ácida con los caparazones calcáreos de una enormidad de organismos marinos? No te lo voy a contar, no. Voy a dejar que metas un huevo de gallina en un vaso lleno de vinagre y que mires, al día siguiente, qué ha pasado con su cáscara (con cuidado, eso sí, no te vayas a manchar).

Es muy probable que la atmósfera y la vida sobre el nivel del mar aguanten una cierta cantidad de exceso de CO2. Más o menos. Pero el océano parece que no, que su biodiversidad no aguantaría tanto. Estamos ya a 390 ppm y deberíamos mantenernos en 350 ppm para evitar los riesgos de que colapse la biodiversidad marina. Por cierto… No se ven signos que que podamos parar el incremento antes de que llegue a 450 ppm, así que…

Que te lo cuente Rob Dunbar…

CO2 y PIB
Fuente: Entrezenygen

No sé qué te habrá parecido el mensaje… Sólo te digo que su lista de publicaciones científicas es amplísima. Hay gente que le discute. Escépticos climáticos les llaman. No suelen decir que se trata de gente con poca formación biológica o geológica, o de gente que si la tiene sufre el síndrome de “Belén Esteban” (si digo una barbaridad me harán caso, ya que no tengo suficiente entidad intelectual como para ser un investigador puntero). O, lisa y llanamente, de gente que defiende intereses económicos empresariales, no intereses generales. Y es que la principal fuente de CO2 atmosférico es la actividad económica, como muestra la gráfica que relaciona ambas cosas en China.

Tampoco suelen decir que ni uno de sus argumentos ha colado jamás.

Etiquetas: , , , , ,

Comments 1 Comentario »

Jeffrey D. Sachs no es precisamente un don nadie. Profesor de Economía de la Universidad de Columbia y director del Instituto de la Tierra en esa misma Universidad. Consejero especial del Secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Y también consejero especial del anterior, Kofi Annan, mientras dirigía el Proyecto del Milenio, de las Naciones Unidas, destinado a erradicar la pobreza en 2015 (aunque parece que los tiempos ha cambiado).

No señor, más bien es un tipo que sabe lo que dice, y muy experimentado. Y si indica que subvencionar la renovación del parque automovilístico, tal y como se está haciendo, es una barbaridad, habría que tenerlo muy en cuenta.

Haciendo cuentas, sustituir automóviles por otros más eficientes parece una buena idea. Y sin duda lo es, claro. Pero para los fabricantes de automóviles mucho más que para ti. Porque ese mismo dinero, invertido en programas de reforestación o en proyectos de captación y almacenamiento de CO2 son casi el triple de eficientes. Y no te digo mejorar el alumbrado, los electrodomésticos o el aislamiento de viviendas. Que resulta que estas tres cosas son mejores que gratis.

Te explico eso de mejor que gratis. A ti, comprar un determinado electrodoméstico o modificar algo en tu hogar, te pueden costar un determinado dinero. Pero si al cabo de un tiempo te produce un ahorro suficiente, puede serte rentable. Por la vía de lo que te ahorras, has ganado. Pero a lo mejor no te interesa porque tardarías mucho tiempo en generar ese ahorro, ese beneficio. O porque es demasiado pequeño y no te merece la pena. ¿Pero qué ocurriría si tu ahorro tiene un efecto dominó, y produjera más ahorro, en este caso al gasto público? Pues que podrías recibir ayudas, porque al conjunto de la sociedad le puede merecer la pena que tú, y muchos como tú, compren o instalen. Pues bien, según las cuentas de Sachs, podría ser hasta rentable para ti y para la sociedad, que esos electrodomésticos fuera gratis. Generarían tanto beneficio social que estaría bien dárselos a la gente.

Y es que no todas las maneras de proteger al planeta en el que vivimos son igual de buenas.

Ahora, el problema es el de los grupos de presión, que querrán promocionar y vender lo suyo. Los fabricantes de automóviles sus coches, los de iluminación sus bombillas, los de cristales el doble acristalamiento. Bueno, el problema y la ventaja. Porque tendrán que luchar por mejorar sus productos, por hacerlos más ajustados al objetivo. Es un problema y una oportunidad. Una oportunidad para estimular grandes avances tecnológicos y un problema en el que la avaricia, la mentira, la extorsión, la influencia y la corrupción pueden hacer acto de presencia.

Etiquetas: , , ,

Comments No Hay Comentarios »

Este post va dedicado a Juan López de Uralde, Nora Christiansen, Christian Schmutz y Joris Thijssen. Y no va nada, nada dedicado a la ¿justicia? danesa.

Fundamentalmente vivimos en un mundo en el que las necesidades básicas se han mezclado con los lujos. El pan se fabrica y transporta con el mismo combustible que los perfumes. Así, los más ricos han ido detrayendo recursos que podrían haber sido usados para cubrir las necesidades de los más pobres. Pero ese mundo, insostenible, intentó mantenerse a base de ampliar el número de ricos. Y de convertir en ricos a los que trabajaban para los ricos. En la esperanza de que esos nuevos potentados aumentarían, con su consumo, el número de trabajadores, en un pretendido círculo virtuoso que terminaría con la historia de la humanidad, desembocando en un paraíso terrenal prometido por economistas neoliberales que pretenden que nada nuevo se ha inventado desde Adam Smith.

Pues no.

Compras inútiles

Fuente: http://tinyurl.com/yc9pspm

Porque en todo sistema hay mecanismos acumulativos, sí, como los descritos, como los deseados. Pero hay dos cuestiones básicas que no han sido tenidas en cuenta. De ahí lo de neoliberales ingenuos (en realidad es estúpidos, pero hoy me siento caritativo).

La primera, que el sistema ha de alimentarse de materia y de energía. De recursos, vamos. Y alimentarse sin parar si quiere existir sin parar. Y alimentarse de tantos más recursos cuanto más acumule. Porque acumular mucho cuesta mucho. O sea, que ser rico es caro y ser muy rico es muy caro.

La segunda, que los sistemas, además de mecanismos acumulativos tienen mecanismos disipativos. Es decir, formas de expulsar lo que no se desea (entropía se le llama en ciencia). ¿Pero expulsar a dónde? Afuera. Es decir, se necesita un “fuera”. No todo puede estar dentro del sistema. Un fuera donde echar nuestra basura, nuestra entropía. Un fuera en el que vive gente que no está dentro.

Antes de que nos hayan estallado las dos crisis, la de recursos y la de entropía, el sistema se ha atascado por sí solo, sin mucha ayuda. Se ha atascado porque para mantenerse necesita un consumo creciente. Eso suma tres crisis (consumo, recursos, entropía). Que, por cierto, son todas las crisis posibles en un sistema: entradas, salidas y funcionamiento. Y lo peor es que no puede volver a ponerse en marcha. Bueno, sí puede, pero creando más exclusión, más “fuera”, y consumiendo más recursos.

Simplemente, la vida como la conocíamos ya no existe. Habitamos en un espejismo, que se parece a cómo vivíamos, a la espera de lo que venga.

¿Cómo sabemos que eso es así?

Evoución del precio del crudo

Fuente: http://tinyurl.com/yfr7c9j

Lo primero porque cada vez cuesta más extraer recursos. Su precio cada vez es mayor y su disponibilidad cada vez menor. ¿Has mirado la evolución de los precios de las materias primas esenciales, como fosfatos o petróleo, o de productos básicos de consumo, como alimentos?

Lo segundo, porque los ecosistemas están descoyuntándose. En el océano y en tierra firme. La climatología está variando, la distribución, diversidad y fenología de las especies también. Es un cambio muy brusco, no por su magnitud (en la historia de la Tierra ha habido cambios mucho más potentes) sino por su carácter repentino.

Pero cometemos un error cuando pensamos que el cambio afecta sólo al escenario. Y además, al escenario externo. Porque los ecosistemas los percibimos como ajenos, alojados nosotros en las ciudades y pueblos. Que no son otra cosa que zoológicos de piedra, ecosistemas refugio. Y cuando decía que se están descoyuntando los ecosistemas me refería a todos, incluidos los humanos artificiales. De ahí las hambrunas y pobrezas extremas, que afectan a, como mínimo, una de cada seis personas que existen. Y subiendo. De ahí fenómenos como el terrorismo islamista, que en realidad son respuestas a una forma de vida contemplada como injusta por los que están fuera del mundo occidental (excluidos del bienestar en su mayoría). ¿Y cómo no van a ver la forma de vida occidental injusta si consume recursos que necesitarían los pobres y que se alía, para pertuarse, con poderosos locales injustos como ocurre ahora en Yemen?

¿Significa eso que los de fuera son los buenos y los del sistema neoliberal los malos? Pues creo que los de fuera llevan razón en la raíz de su rebelión, pero eso no significa que su razón vaya más allá. Que me guste la austeridad que proponen y su apuesta por el acceso de los pobres a los recursos no significa que me guste la forma de vida pública que quiere imponer la corriente predominante. Ni un pelo. Es más, me disgusta tanto que aunque comparta con ellos el desagrado por la forma de vida occidental (aún disfrutándola), los considero mis enemigos. A ellos y a otros de aquí también. Porque lo mejor que ha dado la historia son los Derechos Humanos. Es una obligación incorporar su parte de razón y luchar contra los enemigos de los derechos humanos (como Jorge Loring hablando de la virginidad, al cual me niego a ponerle un link).

En algún momento se tendrá que hacer una síntesis de lo bueno. De la austeridad, el cuidado del entorno y la atención al legado hacia las generaciones futuras, con la defensa de los derechos humanos. Pero hoy, esa vía, no existe mayoritariamente. El mundo está polarizado entre quienes defienden los derechos humanos y la riqueza de unos pocos, por un lado, y los que defienden mejor reparto de la riqueza y abominan de los derechos humanos y las libertades cívicas individuales, especialmente de las mujeres, por otro.

Esta será la década de la síntesis o no será.

Y no es esa frase una profecía, no. Es más bien un proyecto de epitafio, una cuenta atrás. A diferencia de otras crisis, esta es una provocada por el enorme poder que hemos acumulado. Es, por tanto, una crisis poderosa. ¿Quién realizará la síntesis? Quizá los excluidos de dentro, quizá los valientes, quizá los sensatos, quizá los más jóvenes

Pero mientras nos preocupemos por estas idioteces no es el camino, no… Por muchos fuegos artificiales que les pongamos.

Etiquetas: , , , , , , ,

Comments 5 Comentarios »

Alucino. Porque hace frío en España, durante unos días, ya no existe el cambio climático. Hay gente que es capaz de creer que la temperatura de la puerta de su casa de hoy representa la temperatura de la puerta de su casa de todo el año. Es más. Creen que la temperatura de la puerta de su casa de hoy representa bien la de todo el planeta. A este paso nos dirán que no hay cambio climático porque ellos están muy agustito en su casa, sentados en su sofá, y que allí no notan nada.

Alucino porque no sabía que el negacionismo, además de convertir en cínico, volviera idiota.

Oscilación ártica

Fuente:http://tinyurl.com/yclb7qc

Con lo fácil que sería buscar en internet “Oscilación ártica“. Y verificar que la circulación ártica es la que domina si nos llegan o no masas de aire polar. Y comprobar que presenta dos fases, llamadas positiva y negativa. Y que en la positiva tenemos inviernos más cálidos y secos aquí, pero que en otros lugares hace más frío y llueve más. Y en la negativa aquí llueve más y hace más frío, aunque en otros lugares hace más calor. En las zonas tropicales, sin ir más lejos, donde el invierno está siendo tremendamente suave. Casi no está existiendo.

De verdad que es increíble que haya gente que piensa que el planeta es como la puerta de su casa. Y, mientras, los promedios de temperatura subiendo y subiendo…

Pero no. No vaya a ser que tener información sobre lo que ocurre de verdad vaya a estropear esa idea tan bonita de que lo que hay hoy es para siempre, y que no hace falta cambiar, que podré seguir consumiendo lo que me dé la gana. Mejor agarrarse a un clavo ardiendo.

Pues sí, creo que el negacionismo convierte a la gente en idiota. Y de paso es contagioso. Con lo fácil que es mirar gráficos como este… Hay que joderse…

Evolución de las temperaturas superficiales del planeta

Fuente: http://tinyurl.com/yv3a9x

Etiquetas: , , , ,

Comments 10 Comentarios »

ResearchBlogging.orgEsta entrada está avalada por Research Blogging.

Esta entrada es bilingüe.


Un buen buen amigo mío, matemático, desconfía de la estadística. Pero yo no estoy de acuerdo con él. Para poner en cuestión cualquier resultado me pregunta: “¿y cómo se ha llegado a esa conclusión?”. Y cuando en mi respuesta aparece la palabra estadística, se encoge de hombros y mueve la cabeza, mostrando un gesto de desconfianza. Porque entiende que la estadística puede ser usada para mentir.

Y en eso estoy de acuerdo con él. Claro que puede ser usada para mentir.

Pero ir más allá, afirmar que, como la estadística puede ser usada para mentir cualquier estadística miente, es dar un paso muuuuuy largo. Y en ese paso yo no estoy de acuerdo con él. Sería como decir que, dado que en castellano se puede mentir, todo lo dicho en castellano es mentira. En mi opinión, es la falacia de la parte como el todo. Que significa que si una parte es cierta, todo lo es. Y eso no funciona así. Para nada.

Verás, el lenguaje de la ciencia es la matemática. Y la herramienta para verificar la validez de las conclusiones científicas es la estadística. Todo el mundo mundial se ha puesto de acuerdo en eso. Porque estadística y matemática son lenguajes objetivos, que te llevan a las mismas conclusiones si haces lo mismo, llegas siempre al mismo sitio si das los mismos pasos. Da igual que la investigación suceda en Helsinki o en Torrelodones, la escribas en inglés o en tagalo. Llegas a lo mismo. Pero hay un punto débil. La bondad, la veracidad, la fiabilidad de la estadística depende de que esté alimentada por buenos datos. Un estudio estadístico puede llevarte hacia una conclusión si los datos que se le suministran son unos, o hacia la conclusión completamente opuesta, totalmente distinta, si son otros.

En ese sentido, la estadística te puede mentir. Claro que sí. Pero es una mentira verificable. Porque está a la vista. Otro puede llegar, cuestionar los datos introducidos y proponer mejoras, terminando por sustituir las conclusiones iniciales por otras nuevas.

Sí, la estadística puede mentir. O simplemente equivocarse. Pero es verificable, es comprobable si está mintiendo o equivocándose.

Es decir, es una buena herramienta científica. Objetiva y verificable. Por eso es universalmente aceptada.

Plaga de langostas

Fuente: http://tinyurl.com/ylrnb2r

Un buen ejemplo de lo que quiero comentar lo puedes encontrar en un análisis de las plagas de langostas que han sufrido a lo largo de la historia en China. Para intentar averiguar qué años son más sensibles, qué condiciones han creado plagas mayores y más dañinas. Esa es una preocupación recurrente en la historia de China, dadas las mortandades que este tipo de plagas solían provocar (hoy son más bien daños económicos). Y un científico de la Universidad de Pekín, Ma Shijun, elaboró un registro histórico de plagas y su severidad.

Around 50 years ago, Ma Shijun, a entomologist who worked at Peking University in Beijing, used these records to rank the severity of locust outbreaks (…) over the past 1.000 years on a scale of one to ten.

En ecología hay un viejo debate acerca de si el tamaño de una población, el número de individuos que hay en un momento dado, depende de factores externos (fundamentalmente clima) o de cuestiones internas de la población (territorialidad, número de progenitores, competencia, predación, etc.). Y parece que el debate se decanta hacia el clima como el principal regulador del tamaño de las poblaciones. Por lo menos en langostas. Eso sugieren varios estudios científicos.

“In population ecology, researchers have been debating what controls the size of species populations over long time periods. Some think that climate has a dominant role, whereas others hold that internal biological mechanisms, such as competition and predation, are more important”.

Usando los datos de Ma Shijun que te decía antes, los de las plagas de langostas en la China del último milenio, el equipo dirigido por Nils Stenseth llegó a la conclusión de que las mayores plagas sucedían en épocas de temperaturas más frías y clima más húmedo.

“Linking these records with temperature and precipitation reconstructions for the period 957-1956, we show that decadal mean locust abundance is highest during cold and wet periods”.

Y el equipo que dirige Yu Ge llegó también a la conclusión de que lo impotante era el clima. Solo que justamente el clima opuesto que había encontrado Stenseth. Stenseth decía que eran períodos fríos y lluviosos los que disparaban la población de langostas. Y Yu Ge afirma que más bien son períodos cálidos y con unas condiciones de precipitación muy concretas, según la región de China de la que se ocupe.

“…the most severe locust outbreak years were in the warm-dry years with warm-dry summers and warm-wet winters in the Yellow River–Haihe River region, northern China, and warm-wet years with warm-wet springs in the Yangtze River–Huihe River region, southern China”.

¿Cómo puede ser esto, si ambos equipos emplearon los mismos datos, los de Ma Shijun? Es verdad que los dos están de acuerdo en que el clima es el que provoca las plagas de langostas. Pero luego, cada uno dice que es un tipo de clima. Y además, totalmente opuesto al del otro…

Pues porque la correlación con el clima no fue igual. Stenseth usó datos que abarcaban promedios de toda China a lo largo de décadas. Y China es un país muuuuuuuy grande. Y una década es un tiempo muy largo para una langosta, que vive sólo un año. Ten en cuenta que cada año los adultos ponen sus huevos y estos nacen al año siguiente. Y si ese año hace frío, qué más da lo que haga en esa década, la temperatura que hizo hace dos años o la temperatura que hará dentro de cinco. Ese año ha hecho frío. Eso, Stenseth, no lo tuvo en cuenta. Y Yu Ge sí.

Y por cierto, que los resultados de Yu Ge apuntan a que en un mundo más cálido y seco, como el que viene con el calentamiento global, las plagas de langostas serían más frecuentes.

En fin, que las conclusiones de Yu Ge son más fiables… ¡por ahora! Son distintas de las de Stenseth a pesar de que usa herramientas estadísticas similares a las que empleó Stenseth. Peor alimentadas por mejores datos. ¿Y eso nos debe hacer desconfiar de la ciencia? A quien busque respuetas exactas, sí. Porque en la ciencia no encontrarás certezas. Encontrarás probabilidades, pero nunca certezas.

Sí es verdad que conozco bastantes personas que desconfían de la ciencia porque dicen que sus conclusiones pueden ser falsadas (es decir, se puede demostrar que son falsas) pero no autentificadas (nunca se puede demostrar que son ciertas). Es decir, que desconfían de la ciencia. Porque la ciencia es así. Pero, sin embargo, usan la ciencia. Usan automóviles, ascensores, ven la predicción del tiempo, se suben a un avión, toman medicinas…

Yo veo contradictorio desconfiar de la ciencia y de sus herramientas pero confiar en sus productos.

Referencias:

  • Yu, G., H. Shen, and J. Liu (2009). Impacts of climate change on historical locust outbreaks in China J. Geophys. Res DOI: 10.1029/2009JD011833
  • Qiu, J. (2009). Global warming may worsen locust swarms Nature DOI: 10.1038/news.2009.978
  • Stige, L., Chan, K., Zhang, Z., Frank, D., & Stenseth, N. (2007). From the Cover: Thousand-year-long Chinese time series reveals climatic forcing of decadal locust dynamics Proceedings of the National Academy of Sciences, 104 (41), 16188-16193 DOI: 10.1073/pnas.0706813104
Etiquetas: , , , ,

Comments 2 Comentarios »